miércoles, 23 de abril de 2014

5 errores imperdonables en una entrevista de trabajo

Asistir a una entrevista de trabajo es una actividad común que forma parte de nuestras vidas. Muchas veces, pensamos que por haber asistido a muchas entrevistas, estamos exentos de cometer errores y que nos descartan por una cuestión de competencias y habilidades. 


Como en cuestión de competencias y habilidades, las posibilidades de mejorar son más complejas (ya que probablemente necesites una formación o un entrenamiento para desarrollarla), en este post me centraré en explicarte un aspecto que marca el destino de tu continuidad en un proceso de selección: la actitud. 


 Ante 2 candidatos con características curriculares parecidas, lo que hará decantarse por uno u otro no será más que la actitud. Si realmente quieres asegurarte de que la decisión se toma por una cuestión de habilidades, aquí encontrarás detallada la lista de los 5 ERRORES comunes imperdonables

 1.- No preparar la entrevista: es muy importante que antes de ir a la entrevista revises la web de la empresa y la oferta de empleo. No preguntar nada sobre tu futuro puesto de trabajo o sobre la empresa genera una muy mala imagen. 

2.- Interrumpir al entrevistador mientras habla: respetar los turnos de palabra es un aspecto básico en el ámbito laboral. Antes de responder, deja que el entrevistador acabe la pregunta (da imagen de falta de respeto por la jerarquía). 

3.-Mentir o exagerar sobre tu CV: una de las actitudes más valoradas por las empresas es la sinceridad. Si durante la entrevista, mientes o exageras cualquier dato de tu CV es un punto negativo a tu candidatura. Por otra parte, es importante saber vender tu candidatura, es decir, realzar tus puntos positivos sin inducir al engaño. 

4.-Hablar mal sobre tu anterior puesto de trabajo/jefe: una señal inequívoca de que un candidato no es trigo limpio es que no hable bien de su anterior jefe o puesto de trabajo. Los recruiters sabemos que no todo es positivo en una empresa, pero si alguien que no conoces previamente habla mal de su anterior puesto, indica falta de lealtad.

 5.-No contestar de manera precisa: El entrevistador busca que el candidato responda a sus preguntas de forma clara, concreta y concisa. Un candidato que se explica en exceso suele ser un mal candidato, ya que denota que quiere ocultar algún tipo de información. Si por el contrario, el candidato es poco hablador y con tendencia a los monosílabos, muestra tímidez y en algún caso falta de preparación e interés. 

Si te aseguras, de no cometer estos errores verás que es mucho más fácil pasar a la siguiente fase de entrevista, ya que la actitud es uno de los aspectos que más influyen en las decisiones finales.


 Para acabar, os dejo con una información importante: 
-Los días 22-23 de Mayo hay una feria de trabajo organizada por Eures en Zaragoza destinada al colectivo de ingenieros y titulaciones de ciencias sanitarias. ¡Consultad la web de eures para más información! 

-La semana que viene, aprovechando que mañana es St Jordi encontraréis un post diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario